Destacada, Leer, Placeres,

Las presentaciones en tiempos de covid

0
Compartido

El covid-19 ha provocado que las presentaciones, antes presenciales, se muden a la red

Al igual que ha ocurrido con los clubes de lectura o los conciertos, las presentaciones han sufrido un proceso de transformación forzado debido a la pandemia. Ahora, las presentaciones son muy diferentes aunque se siguen sintiendo igual de cercanas, a pesar de no poder llevarnos el libro firmado.

Las presentaciones pre-pandemia

Antes, la presentación de un nuevo libro era un evento presencial que tenía lugar (en la mayoría de las ocasiones) en librerías del centro de las ciudades. Y del mismo modo que los actores hacían giras para presentar su último trabajo, los autores se desplazaban para poder estar un poco más cerca de sus seguidores.

Las colas para poder entrar en el lugar podían dar la vuelta a la manzana si se descuidaban, incluso muchas veces el aforo se completaba cuando aún quedaba mucha gente en el exterior, pues el espacio rara vez era suficiente. La tecnología también tenía su papel en estas presentaciones, las cuales muchas veces se transmitían o se grababan para después subirlas a la red para que los que no podían haberlas disfrutado en directo, pudieran hacerlo en diferido.

Las presentaciones en tiempos de covid

Sin embargo, el covid ha provocado que todo esto quede en el pasado, de modo que las presentaciones han sufrido un cambio bastante importante. Gracias a la tecnología, se ha buscado un “nuevo” modo de acudir a estas citas sin tener que movernos de casa, algo que ya se hacía antes, como se ha mencionado anteriormente, aunque, eso si, en un menor porcentaje al actual. Instagram, Youtube o Twitch han sido algunas de las plataformas desde la que los escritores han querido acercar sus nuevas obras a sus lectores.

Aunque esto no es un movimiento exclusivo del mundo del libro, si ha sido uno de los que más han aprovechado las nuevas tecnologías para seguir cerca de sus fans.

Editoriales y escritores han sacado el máximo partido a estos medios para hacer esta pandemia un poco más llevadera. Incluso encontramos casos significativos como el de las autoras Iria G. Parente y Selene M. Pascual, quienes empezaron su propio canal de Twitch para hablar con sus fans de sus obras nuevas y antiguas, dar consejos o incluso simplemente para escribir en compañía.

Ahora que la cultura poco a poco comienza a reactivarse, es muy posible que este modelo deje de ser el principal para pasar a ser un complemento como ya lo fue en el pasado, aunque ahora guardará un significado más importante: la tecnología puede ser una poderosa aliada.

Sobre el autor

Licenciada en Comunicación Audiovisual y redactora de Efecto Cultura. Amante de la literatura y el séptimo arte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies