Comer, Placeres,

Roscón de Reyes, para cerrar con broche de oro la Navidad

1
Compartido

Cada 6 de enero la tradición cristiana celebra la llegada de los Reyes Magos de Oriente, quienes según el evangelio de Mateo visitaron a Jesús de Nazaret para rendirle homenaje. Según la historia le entregaron una riqueza simbólica de oro, incienso y mirra.

Postre roscón o rosca de Reyes
Foto de Comida creado por freepik – www.freepik.es

Como en muchas celebraciones cristianas, la comida forma parte principal del agasajo por parte de los creyentes, y esta oportunidad no es la excepción. Fue en España, durante el siglo XIX donde nació la tradición de convertir la fecha en una fiesta llena de regalos para los niños, que poco a poco se extendió en América. Es así como un sublime postre corona la alegría de la llegada de Melchor, Gaspar y Baltazar; y ese es el roscón de Reyes.

Elaboración del roscón de Reyes
Foto de Comida creado por freepik – www.freepik.es

Receta digna de reyes

Se trata de un suave bollo de masa dulce con forma de corona, a la que se llena de magia con rodajas de frutas confitadas, ricas decoraciones de cristales de azúcar, pero además su interior resguarda un sublime relleno de nata montada o crema, aunque la evolución gastronómica la ha presentado para los más golosos con crema de moca, trufa o chocolate.

La masa es muy parecida a la de un brioche que incluye harina de trigo, levadura, aromatizados con ralladura de naranja o limón, extractos de vainilla, flor de azahar y mucha mantequilla. Definitivamente un broche de oro para los deliciosos excesos de la temporada navideña.

Los frutos cristalizados y las coloridas decoraciones, representan el amor, felicidad y paz trasmitidas por los Reyes al Niño Dios. Aunque también simbolizan las distracciones del mundo que impiden al hombre a acercarse a la fe en Cristo.

Porción roscón de Reyes
Foto de Comida creado por freepik – www.freepik.es

Tradición de los ancestros

El roscón o rosca de Reyes era un dulce que se repartía en las saturnales romanas entre amos y esclavos para celebrar la llegada de los días de sol que empezaban a venir tras el solsticio de invierno. Hallar el haba durante la degustación era motivo de celebración, pues el esclavo al que le tocaba era condecorado con el título de ‘Rey de reyes’ y tenía derecho a un día libre.

Actualmente se introducen sorpresas como figuritas de cerámica o de plástico, que los comensales llegan a encontrar en alguna rebanada. Aquel que encuentre el detalle será el encargado de pagar el roscón u organizar merienda del año próximo.

El consumo y la producción del roscón de Reyes en la actualidad han ido declinando. Hoy son pocas las pastelerías y panaderías que mantienen esta tradición centenaria. Una excusa válida para darle fin a los banquetes de la temporada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies